Manifesto

La etiqueta es importante.

Nunca beber directo de la botella.

A cada bebida, su vaso.

Respetaremos la temperatura de servicio.

Si no hay buena compañía, mejor beber solo.

Huiremos del azúcar, honraremos lo amargo.

El bar es refugio, santuario, biblioteca y laboratorio.

Redactamos con absenta, editamos con té verde.

La calidad no siempre obedece al precio.

Brindamos mirando a los ojos, siempre.

La moderación es una extensión del placer.

No admitimos menores de edad.