Archivo de la etiqueta: destilado

TraKal destilado de peras y manzanas (6)

Trakal, un destilado que mezcla peras con manzanas

TraKal destilado de peras y manzanas (4)Muy refinado es este espirituoso desarrollado por el destilador Sebastián Gómez Camorino con un original y particular método e insumos de la Patagonia donde además de la manzana y la pera hay inclusión de hierbas como la casia, manzanilla y laurel de la Patagonia. Más que un perfil dulce y licoroso se agradece la elegancia y frescura de un destilado que se aprecia bien solo o involucrado en coctelería. En nariz es muy herbal y adelanta un perfil complejo y fresco. Un perfume boscoso con algunas notas de la fruta que lo compone. En la  boca desata un alcohol (de 42° de potencia) muy delicado con un resabio largo.

Las recomendaciones de consumo van desde servirlo muy frío, con hielo o en cocteles sencillos como una versión con Tónica o como un Negroni en reemplazo del gin. Disponible en restaurantes, hoteles y bares.

Trä-Kál. Precio de referencia $20.000. Disponible en La Vinoteca. Más detalles en la web www.trakal.com

Casa Dragones Tequila

Casa Dragones, un tequila que roza el cielo

Casa Dragones16

Este tequila de agave azul cuesta U$290, pero lo cierto es que cada centímetro cúbico vale su peso. Ni me hablen que cada botella (galardonada por su diseño que rememora los elíxiresdel boticario) vienen firmadas y numeradas. De nada sirve que sean apenas doce mil unidades. El sabor es único. Las sensaciones en boca recuerdan a avellanas y pequeñas puntas de pera, con un retrogusto especiado que emerge de a poco. A pesar de que es un tequila traslúcido, a cargo de la maestra tequilera Bertha González posee alcoholes del escalafón Extra Añejo, aunque sin el dorado característico. Los que saben de tequila los prefieren transparentes o blancos porque así es la única manera de reconocer la calidad y la personalidad de un tequila sin las máscaras y el maquillaje de la madera y la domesticación de la guarda.

Es un tequila elegantísimo, que se desata con sutileza en el paladar sin la briosa presencia a la que nos tienen acostumbrados sus parientes que exigen la presencia de algun líquido para combinar, sal, limón o una sangrita para contrarrestar. Elementos que en el caso de Casa Dragones constituyen un pecado imperdonable.