Archivo de la etiqueta: hielo

BACARI SOLERA

Bacardi Solera, un ron con alma de brandy

En una elegante presentación arriba este ron que tiene un envejecimiento mínimo de tres años en barricas de roble. Huele, eso sí, a una mezcla de alcoholes de distintas naturalezas y distintos modelos de destilación. Pasa que las grandes casas destiladoras combinan los distintos productos para hacer ese blend que convence al público, al maestro mezclador y permite satisfacer la demanda global que siempre busca más cantidad que calidad.

Este ron, ya en un primer acercamiento deja sentir la madera, algo de mieles, síropes o almíbares. Hay más miel que melaza y se nota también algo de vainilla.

En boca la cosa mejora porque emergen notas de frutos secos, almendras tostadas, caramelo, dátiles y nueces. Es, sin duda, un best value para regalar a los padres. El alcohol es sedoso, podría hasta pasar por un brandy.

Bacardi Ron Solera tiene 38º de potencia alcohólica y está disponible en principales supermercados y tiendas especializadas del país. Precio de referencia $7.990. Ideal para consumirlo en un vaso con hielo y la consigna se impone. Mejor sólo que mal acompañado.

tumblr_l8p3k0Codg1qd3kqco1_500

Historia de la piscola

EL NACIMIENTO DE LA PISCOLA

tumblr_l8p3k0Codg1qd3kqco1_500

En el choque entre la bebida global y los destilados locales encontramos la Piscola, el emblema patrio de la mixología nacional. Coctelería sin coctelera, claro. Pero entre sorbo y sorbo, el tin-tin de los hielos me trae un recuerdo a la memoria…

Conversando con el entonces barman del Hotel City en Santiago, el septuagenario Luis Pérez, tenía la mejor referencia del nacimiento de la piscola como emblema coctelero nacional. “Ya en la década del sesenta comienza la gente a pedir piscolas, aunque en ese entonces era obligado el de 30º, eran más suavecitas que las de ahora”, me comentó risueño. El dato lo confirmó la web institucional de la bebida cola más consumida en nuestro país, ubicando en las postrimerías de la década del 50 el auge y posicionamiento definitivo de la marca en Chile.

“Lo del limón como agregado es un elemento ya más moderno”, comentaba don Luis que siempre agitaba con energía la coctelera tras la barra de este hotel vintage que cedrró sus puertas. Y aunque Luis Pérez, había jubilado y había sido recontratado por el hotel. Lo que mejor sabía hacer eran cócteles. Siempre será un campeón.

Ilustración de Javiera Edwards del libro Dulce Patria / Iconos Chilenos